La obsesión de los adictos al amor

La codependencia, o como comúnmente se lo ha llamado, la adicción al amor, no solamente lo sufren las mujeres sino también muchos hombres de diferentes edades. Muchas personas tienden a confundir el amor qué creen sentir por su pareja como una adicción, y una obsesión total por la otra persona. Lo cual imposibilita enormemente poder salir de una relación sentimental, que muy probablemente no les está haciendo feliz, porque simplemente se cree que no se puede vivir sin la otra persona, creen que sin su pareja la vida no valdría de nada, no tendría ningún sentido.

La obsesión de los adictos al amor

Las parejas que son codependientes normalmente se establecen una relación es que son destructivas, abusivas y hasta cierto. tóxicas, ya que son personas que inconscientemente tienden a relacionarse con otras personas que les permita desarrollar su forma particular de estar vinculados. El gran problema de este caso este que no se quiere recibir ayuda, la persona codependiente piensa que tiene totalmente en la razón, porque cree saber qué es lo mejor para ella.

La obsesión de pareja

El temor que tienen las personas a perder a su pareja, cuando piensan que es su razón principal para vivir, les hace un daño que realmente es incalculable. La persona adicta se está engañando a sí misma y no lo reconoce que tiene un problema, porque normalmente está más atento a los problemas de su pareja. Es normal que se invente 40000 excusas con tal de no ver la realidad que es evidente para todas aquellas personas que lo rodean. Es común que su pareja sea totalmente su prioridad, la persona más importante en su vida, y esta es una razón común por la cual se descuidan las relaciones sociales, sus hobbies, intrusos su propia salud. Hay que saber diferenciar la obsesión, de cuando realmente es posible solucionar problemas de pareja, tal y como se puede leer en el siguiente libro: Volver con el pdf.

Es común que la persona adicta al amor se encuentre celosa y sea posesiva, se muestra de muchas maneras insegura sobre la relación y es muy sensible a las críticas que su pareja le puede llegar a hacer. Normalmente presidente que en todo momento podría finalizar la relación, se siente muy insegura y totalmente dependiente, necesita a su pareja constantemente y no imagina su vida sin él. Es normal que estos casos de relación tengan una fase alegre y positiva en el comienzo, pero más adelante todo se deteriora y se puede hacer muy dolorosa y angustiosa para ambos.

El temor del adicto al amor

Uno de los mayores temores que tiene una persona adicta al amor es que su pareja lo pueda dejar, y de esta manera intenta hacer de todo para que esto no suceda, y en el caso de que ocurra reemplaza a su pareja de manera inmediata, porque le teme muchísimo a la soledad, y porque tiene la sensación de que nadie Realmente la va a aceptar tal y como es.

Estas personas normalmente se encuentran sobrecargadas y no conocen los límites de las cosas. Es normal que sufren de depresión, de angustia, de sufrimiento extremo, e incluso de un cansancio crónico. Este tipo de personas normalmente intenta resolver el problema de los demás. También es común que se coloquen en la posición de víctima siempre, echando la culpa a factores externos de manera que tengan que pensar que eso simplemente les ocurrió y lo deben aceptar tal y como es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *